martes, 6 de enero de 2009

Réquiem por una impresora

Como quizás sabréis, tengo una impresora láser un tanto atípica. Se trata de una Lexmark Optra R+, la misma que podéis ver a la derecha. Para que os hagáis una idea, es un modelo de hace 10 años que ocupa lo mismo que un monitor de tubo de 20", y, ya en su día, permitía instalarle disco duro, puerto Ethernet, y alimentador de 1.000 hojas. En definitiva, un modelo diseñado para grupos de trabajo. El cartucho de tóner va en consonancia: nuevo cuesta 360 Euros (la mitad, aproximadamente, reciclado), y tiene una duración estimada de 14.000 páginas. La compré porque, allá por el año 2.000, muy pocas impresoras láser bajaban de las 100.000 pesetas (antes del Euro), y ésta la conseguí de segunda mano por 40.000.

Durante años me ha servido bien. Pero (siempre tiene que haber un pero) hace un mes empezó a imprimir una banda gris en el margen izquierdo de todas las páginas. Después de mucho mirar y probar, se me ocurrió poner un cartucho de tóner casi vacío que aún tenía por aquí... y, bingo, el problema desapareció. O sea, que sólo tengo que cambiar el cartucho de tóner, y asunto resuelto, ¿no?

Pues va a ser que no. Por la mitad de lo que cuesta un cartucho reciclado para la Optra R+ puedo comprar una impresora láser nueva. Y no digamos si miro el precio de los originales. Por eso, y sintiéndolo mucho, no tengo más remedio que cambiar de impresora. Aún estando todo el resto de la mecánica y electrónica en perfecto estado.

He estado mirando qué se vende por ahí, y ahora mismo estoy considerando dos modelos, ambos de HP: la LaserJet P1005, y la Color LaserJet CP1215. La primera tiene la ventaja de ser más pequeña y barata. La segunda, el ser una impresora en color, y el tener un coste por página (en negro) inferior usando consumibles originales de HP. El que sea en color no me llama demasiado la atención (imprimir en color con una láser es excepcionalmente caro), pero el precio por página en negro puede ser decisivo.

La decisión dependerá de qué consumibles compatibles o reciclados encuentre, y cuál sea el coste por página resultante. Os mantendré informados de mis pesquisas.

1 comentario:

Darco dijo...

...menos mal que yo no imprimo casi nada, y en el trabajo me resuelven la papeleta otros eligiendo máquinas de estas (aunque una vez tuve que testear a tres finalistas).

Ya nos contarás.